El Arte de la Presencia: Inteligencia Corporal en la Empresa

Todos los cursos que realizamos tienen que ver con pensar y hablar, y el cuerpo se deja fuera de la ecuación. Si sabemos que la mente puede inducir cambios en el cuerpo,

¿es posible que también el cuerpo haga cambiar la mente?.
Toda experiencia vital comienza en el cuerpo .

Cuando una persona alcanza una buena relación con su cuerpo y con sus emociones, consigue tanto una mejora inmediata en su bienestar físico y psicológico, como en su rendimiento, motivación y en la posibilidad de llevar a la práctica toda su potencialidad profesional.

La clave del trabajo somático es que el movimiento tiene un significado. Es más que biomecánica. Es propósito, significado e interacción con el mundo. Tú forma de moverte, tu postura es lo que perciben los demás de ti y da información acerca de las características de tu personalidad .

Podemos cambiar si hay conciencia. Trabajar con el cuerpo es efectivo porque el cuerpo es tangible y observable.
La psicóloga americana A.Cuddy ha contribuido a divulgar el papel de la postura en el estado de animo, en los cambios hormonales y consecuentemente en nuestra comunicación y capacidad de toma de decisiones. La forma en que nos sentamos y estemos de pie cambia la forma en que pensamos, sentimos y hablamos. “La embodied cognition’ traducido como pensamiento corporal, explora la relación entre la posición de nuestro cuerpo y nuestras emociones, y nos dice con rotundidad que nuestra forma de interpretar y de sentir está muy vinculada a la postura corporal que adoptamos”.

Este curso lo hemos realizado con empresas suecas del sector de la consultora y la banca , aproximadamente unas 800 personas.

¿ Te interesa ?

Llámame y te cuento mas