Contemplar, trenes y el mar

CONTEMPLAR

Me viene a la memoria que hace unos años escribí unas poesías, así todas de golpe. Siempre pensé que fue mi abuelita quien me inspiró, una noche me desperté pensando en ella y empezaron a pasar por mi cabeza un desfile de palabras , al día siguiente las puse ordenadas en papel y surgió un conjunto de poesías relacionadas con el mar y con Benicassim.

El otro día al ver el derrumbe del Centro Termalismo pensé en mi tiempo trabajando allí , cuando pasaban los trenes ( si , no estaba la Vía Verde ) y después me vi sentada en el Voramar , por aquel entonces éramos unos pocos los que íbamos fuera de la temporada estival , te hablo de hace 20 años.
Ya no están ni el centro Termalismo, ni pasan los trenes.

La palabra contemplar significa : Observar con atención, interés y detenimiento una realidad, especialmente cuando es tranquila y placentera o cuando se hace con pasividad. También tiene otros significados relacionados con la divinidad y la fe.

En estos tiempos donde todo tiene que pasar deprisa revindico la contemplación, porque la maravilla de la contemplación surge, aparece en la propia contemplación sin dar nombre a lo contemplado. Hoy te invito a que contemples sin mas, aparecerá en ti un estado interior que te invitara a percibir una corriente de sensaciones que las vas a disfrutar.

Ante ese silencio mental , entre el ruido de los trenes y el mar estaba el CONTEMPLAR.

CONTEMPLAR, TRENES…

Veo pasar los trenes,
Sentada en el Voramar,
Donde no hay aburrimiento,
Yo lo llamo contemplar.
Es contemplar el cielo,
Es contemplar el suelo,
Es perderse un instante sin agobios temporales .

Veo pasar los trenes,
Desde el Termalismo en Platgetes,
Donde no hay aburrimiento,
Yo lo llamo contemplar.
Es contemplar lo inmenso del aquí y del allá,
Es contemplar el silencio sin principio ni final.

Veo pasar los trenes,
Desde la orilla del mar,
Donde no hay aburrimiento,
Yo lo llamo contemplar.
Es contemplar el viento, lo que mueve sin cesar,
Es contemplar arenas, polvo, ya no se, qué mas da.

Veo pasar los trenes,
Unos vienen, otros van.
Bienvenido al lugar,
A ese que sólo los enamorados
Saben dónde está.
¡Ay! sabor a MAR.

Qué tengas un buen día
Hasta el próximo post

Bibiana Badenes

nota . fotografia Vicente Llobet