¿Cómo afecta el estrés a tu salud ?

¿Cómo afecta el estrés a tu salud?

El estrés en si, es cualquier cambio en el entorno que requiere que el cuerpo reaccione y se ajuste, dando una respuesta. El cuerpo reacciona a estos cambios con respuestas físicas, mentales y emocionales.

El estrés es una parte normal de la vida.

Muchos eventos que te suceden y suceden en tu alrededor – y muchas cosas que tu mismo haces – ponen estrés a tu cuerpo. Puedes experimentar buenas o malas formas de estrés de tu entorno, tu cuerpo y tus pensamientos.

El cuerpo humano está diseñado para experimentar el estrés y reaccionar ante él. El estrés puede ser positivo, como el eustrés, que es aquel estrés que nos estimula a enfrentarnos a los problemas. Permite que seamos creativos, tomemos iniciativa y respondamos eficientemente a aquellas situaciones que lo requieran, como, por ejemplo, obtener un ascenso laboral o recibir mayores responsabilidades, lo que nos mantiene alerta y preparados para evitar el peligro. El estrés se convierte en negativo (“angustia”) cuando una persona se enfrenta a desafíos continuos sin alivio o relajación entre los desafíos. Como resultado, la persona se sobrecarga de trabajo y la tensión relacionada con el estrés se acumula.

La angustia puede provocar síntomas físicos como dolores de cabeza, malestar estomacal, presión arterial elevada, dolor de pecho y problemas para dormir. Las investigaciones sugieren que el estrés también puede provocar o empeorar ciertos síntomas o enfermedades.

El estrés también se vuelve perjudicial cuando las personas consumen alcohol, tabaco o drogas para tratar de aliviarlo. Lamentablemente, en lugar de aliviar el estrés y devolver al cuerpo a un estado de relajación, estas sustancias tienden a mantener el cuerpo en un estado de estrés y a causar más problemas.

Consideraciones:

El 43 por ciento de todos los adultos sufren efectos adversos para la salud a causa del estrés.
Entre el 75% y el 90% de todas las visitas médicas son por dolencias y quejas relacionadas con el estrés, la mayoría son síntomas de los que no somos conscientes, ni sabemos que puedan estar relacionados.
El estrés puede desempeñar un papel en problemas como son los dolores de cabeza, la hipertensión arterial, los problemas cardíacos, la diabetes, las afecciones de la piel, el asma, la artritis, la depresión y la ansiedad. ¿Te suena alguno de estos?
La prevalencia de por vida de un trastorno emocional es superior al 50%, a menudo debido a reacciones crónicas de estrés no tratadas.

Pero Bibiana, ¿Qué hago si se que tengo estrés?
Pues manos a la obra, empecemos ya.

Inspira profundamente. Deja que salga el aire. Puede que notes ya una diferencia en cómo te sientes. Tu respiración es una herramienta muy poderosa para aliviar el estrés y hacer que te sientas menos ansioso. Algunos ejercicios simples de respiración te van a ser de gran ayuda de manera inmediata si los haces como parte de una rutina regular.

Antes de comenzar, ten en cuenta:

– Elije un lugar para hacer tus ejercicios de respiración. Puede ser en la cama, en el suelo de la sala de estar o en una silla cómoda.
– No fuerces nada. Esto puede hacer que te sientas más estresado.
– Intenta hacerlo a la misma hora una o dos veces al día.
– Usa ropa cómoda.

Muchos ejercicios de respiración sólo te llevaran unos pocos minutos. Cuando tengas más tiempo, puedes hacerlos durante 10 minutos o más para obtener beneficios aún mayores.

Respiración profunda

1.Ponte cómodo. Puedes acostarse de espaldas en la cama o en el suelo con una almohada bajo la cabeza y las rodillas. O puedes sentarte en una silla con los hombros, la cabeza y el cuello apoyados en el respaldo de la silla.
2.Inspira por la nariz. Deja que tu vientre se llene de aire.
3.Exhala por la nariz.
4.Pon una mano en tu vientre. Coloca la otra mano en tu pecho.
5.A medida que inspiras, siente cómo se eleva tu vientre.
6.A medida que exhalas, siente que tu vientre baja. La mano que está en el vientre debe moverse más que la que está en el pecho.
7.Haz otras tres respiraciones profundas y completas.
8.Respire completamente dentro de tu vientre a medida que sube y baja con la respiración.

Enfoque en la respiración
esta practica te llevara un poco mas de tiempo

1. Mientras respiras profundamente, usa una imagen en tu mente y una palabra o frase que te ayude a sentirte más relajado, que te haga sonreír internamente.
2. Cierra los ojos si están abiertos.
3. Respira profundamente.
4. Inspira. Mientras lo haces, imagina que el aire está lleno de una sensación de paz y calma. Intenta sentirlo en todo su cuerpo.
5. Exhala. Mientras lo haces, imagina que el aire se va con tu estrés y tensión.
6. Ahora usa una palabra o frase con tu respiración. Mientras inspira, di en tu mente: “Respiro en paz y en calma”.
7.Al espirar, di en tu mente, “Espiro estrés y tensión”.
7.Continúa durante 10 a 20 minutos.

¿Dime como te ha ido?

Si estas interesado en tener continuidad con estas practicas, tenemos clases presenciales y también online.

También te dejo las clases o conferencias que voy a impartir GRATUITAS en estas próximas semanas

22 de Octubre : Conferencia en ingles : Manos y Pies en nuestra expresión y acción para coaches y terapeutas

5 de Noviembre : Como comunicar mejor y con presencia en Entornos digitales

7 de Noviembre : Salida a la Tinenca , clase de cocina , recolección de setas, comida y marcha nórdica

26 de NOVIEMBRE : CONFERENCIA : NO TENGO TIEMPO AUTOCUIDADO EN LA MESA DE LA OFICINA